COOPERATIVA AGROPECUARIA DE BOLIVAR LIMITADA

EL ESFUERZO PROPIO Y LA AYUDA MUTUA

HISTORIA DE LA COOPERATIVA

RESUMEN HISTÓRICO DE NUESTRA COOPERATIVA

La Cooperativa Agropecuaria de Bolívar Limitada fue constituida el 20 de abril de 1946, bajo la forma de una cooperativa de producción y consumo. Cincuenta y siete vecinos de la ciudad pusieron en común sus recursos para conformar la entidad, que nacía luego del aval y el impulso de Federación Agraria Argentina.

En Argentina las primeras experiencias de cooperativismo agropecuario datan de 1898, como una forma de hacer frente a los grandes monopolios cerealeros. Fue así, que la primera cooperativa se constituyó en Pigüe, donde un grupo de chacareros de la zona fundaron la cooperativa que tuvo como objetivo formar un fondo común, de ayuda mutua, para enfrentar las adversidades climáticas, como el granizo, y así poder resarcirse y utilizar la tierra al año siguiente.1

La Comisión Provisional de los primeros momentos de la Cooperativa, estaba presidida por don Miguel Lorenzo y el secretario fue Félix A. Marsiglio. Los primeros temas de discusión de la misma fueron la elección de la mesa directiva, el dictado y aprobación de los estatutos, la inscripción de las acciones y la elección de los miembros titulares y suplentes del Consejo de Administración. Para la formación de la comisión escrutadora resultaron elegidos Antonio Martín, Ernesto Dastugue, Juan Aguirrezabala, Ceferino Pérez García y José Alberca. Los consejeros titulares serían Alejandro Criado (presidente), José Lorenzo (vicepresidente), José Alberca (secretario), Ceferino Pérez García (prosecretario), Antonio Martín (tesorero), Ernesto Dastugue (protesorero), Miguel Lorenzo, Juan Aguirrezabala y Ramón Alonso. Los consejeros suplentes fueron: Julián Reguero, Adán Venier, Francisco Criado, Félix A. Marsiglio (síndico titular) y Patrocinio Gómez (síndico suplente).

Durante los primeros años, la Cooperativa decidió por unanimidad adherirse a la creación de Federación de Cooperativas Agrarias Argentina (FACA) que se constituiría en Buenos Aires en octubre de 1947 y se dedicaría a la comercialización de cereales y oleaginosas. En ese año además se obtuvo la personería jurídica de la organización.

A dos años del nacimiento de la cooperativa se duplicaron los accionistas. También se definieron los temas de interés para los asociados, como la comercialización de cereales, los conflictos existentes por ese tiempo entre trabajadores de dicha rama y el surgimiento de los nuevos fletes ferroviarios. A principios de 1949 se dictó en asamblea el Reglamento Interno con el que se regiría dicha sociedad, en el cuál se establecieron las disposiciones con respecto a las obligaciones de los empleados y del gerente, sumando así a la organización de la Cooperativa que, a tres años de su nacimiento ya estaba consolidada como tal.